mi misionEste queridas amigas es el punto de partida, porque esta premisa va a influenciar poderosamente nuestros actos.

Así que podemos tomar un tiempo especial para nosotras y con lápiz y papel en mano , vamos a pensar en qué es aquello que nos mueve por dentro y que nos hace sentir infinitamente satisfechas y felices; no necesariamente debe ser algo relacionado con nuestro trabajo, aunque puede influenciarlo.  Por ejemplo: La misión de alguien puede ser aportar a la sociedad la recuperación de los buenos modales, y en su trabajo como docente, decide dedicar un tiempo especial para inculcar estos valores a sus alumnos, pero también significa que en otras áreas de su vida, se esforzará por comportarse  apropiadamente para enseñar con su ejemplo. Adicionalmente, cuando sienta ganas de tirar todo por la borda como a todas nos suele pasar, recordará su misión de vida y entonces ésta le dará fuerzas para continuar, porque tiene un compromiso consigo misma y con el universo. 

A esto me refiero con misión de vida, es esa razón profunda por la cual nos levantamos cada mañana a dar lo mejor de nosotras, indistintamente de dónde o con quién nos encontremos y de esta manera nuestro día a día tendrá siempre ese ingrediente especial que sólo nosotras podemos aportar y que moldeará nuestro carácter, nos hará comprender hacia dónde queremos avanzar, a qué profesión queremos dedicarnos, qué tipo de pareja es la que va a estar en sintonía con esa misión personal; cuáles son las personas que nos impulsarán en este sentido y dónde están los lugares apropiados, hasta que nuestro mundo esté alineado con nuestros anhelos más profundos y nos convirtamos en seres irremediablemente felices.

Así que este es el primer desafío, encontrar nuestra misión de vida. Por favor disfruta del proceso y visualiza tu futuro.

Con afecto, Cata Vivas.

Anuncios